REVISIÓN DeLaval: Calidad Higiénica de la leche en Rutinas de Ordeño

La producción de leche de calidad a partir de vacas sanas, es el principal objetivo de la mayoría de los productores lecheros. Cuando un productor lechero aumenta la calidad sanitaria de su producto final, automáticamente aumenta la cantidad de leche producida, mejorando la rentabilidad; además se alinea con las exigencias de los consumidores y en algunos mercados tiene la posibilidad de mejorar el precio de venta a planta.

Es por esto, que hoy en día es muy importante controlar los diferentes factores que amenazan nuestra calidad higiénica de la leche, siendo la mastitis uno de los más significativos.

Una buena "rutina de ordeño" involucra una serie de medidas higiénicas y de manejo que permiten reducir considerablemente la contaminación microbiana de la leche, aumentar la producción, acortar el tiempo de la ordeña y reducir la transmisión de organismos patógenos contagiosos y ambientales que pueden causar mastitis. Es fundamental entender que los componentes de la rutina de ordeño pueden variar y se realizan de acuerdo a la recomendación de un especialista según la realidad de cada predio. A continuación algunos puntos a tener en cuenta para obtener una rutina de ordeño adecuada.

1. Proporcionar un ambiente limpio y tranquilo para las vacas. La rutina de ordeño comienza con el traslado de los animales a la sala de ordeño Este debe ser tranquilo y en calma, sin gritos ni golpes ya que la intranquilidad de los animales antes y durante la ordeña, son todos factores estresantes, que pueden interferir con una adecuada bajada de la leche. Adicionalmente el tener las vacas en un ambiente limpio, con caminos adecuados hacia la sala de ordeña mejora la condición de limpieza de los pezones lo que sin duda mejora la ordeñabilidad y la sanidad mamaria (Ruegg, 2010). Este ambiente debe mantenerse también durante la ordeña y la salida de las vacas.

2. Usar guantes. Las manos son una fuente de bacterias para los pezones de la vaca en producción, ya que éstas contienen generalmente Staphilococcus aureus, bacteria contagiosa que afecta a la mayoría de los predios. El uso de guantes es importante, pero el mantenerlos limpios también.

3. Reducir el lavado de pezones con agua. El objetivo del lavado de los pezones es remover la suciedad presente en ellos, estimular la bajada de la leche y reducir la carga microbiana de la piel (Rasmussen et al., 1992). Se debe lavar sólo los pezones y cuando sea estrictamente necesario, es decir, cuando los pezones estén evidentemente sucios. En muchas lecherías, ya no se realiza la limpieza de los pezones con agua, ya que existe riesgo de que ésta esté contaminada o que no se realice en forma apropiada, y se ha sustituido o complementado con la aplicación de un desinfectante pre-ordeña de pezones.

4. Inmersión o aspersión de los pezones en una solución desinfectante previo a la ordeña. El propósito principal de la desinfección pre-ordeña es prevenir las infecciones por patógenos mamarios ambientales, pudiendo reducir aproximadamente en un 50% las tasas de nuevas infecciones intramamarias de origen ambiental (Pankey, 1989). Además estos productos son formulados para ayudar a remover la suciedad de la piel y especialmente la punta del pezón. Los productos germicidas pre-ordeña deben ser de rápida acción y retirarse del pezón antes de colocar las unidades de ordeño. Se recomienda aplicar el desinfectante pre-ordeña de tal manera que al menos el 75% del pezón quede cubierto y que permanezca un mínimo de 15 a 30 segundos.

5. Extraer y examinar los primeros chorros de leche para detectar mastitis clínica. La extracción y examen de los primeros chorros de leche es una práctica importante para la detección oportuna de los casos clínicos de mastitis. La leche que presenta evidentes anormalidades no es apta para el consumo humano. La mejor manera de realizarlo es recolectando los primeros "chorros" de leche sobre una superficie de fondo oscuro, haciendo escurrir la leche en diferentes direcciones mediante un movimiento semicircular. Entre las ventajas de examinar los primeros chorros de leche, se incluye la eliminación de los microorganismos presentes en la cisterna del pezón y la detección de las mastitis clínicas (Reneau, 2001; Ruegg, 2010). Además, la extracción de los primeros "chorros" constituye un estímulo potente del reflejo de bajada de la leche (Smith et al., 2005), por lo que favorecería un ordeño rápido y completo, reduciendo el tiempo de extracción de leche (Reneau, 2001).

6. Secar completamente los pezones con toallas individuales. El secado de los pezones con toallas individuales, después de su lavado o desinfección pre-ordeña, puede reducir hasta en un 75% la población bacteriana de la superficie del pezón (Reneau, 2001). La colocación de las unidades de ordeño en pezones húmedos, favorecería el ingreso de las bacterias a través del conducto del pezón y disminuiría la fricción entre el pezón y la pezonera, predisponiendo al deslizamiento de las pezoneras (Ruegg, 2010).

7. Colocar las unidades de ordeño entre 40 a 70 segundos de iniciada la preparación de la ubre. La estimulación de la glándula mamaria durante la preparación pre-ordeña desencadena el reflejo de la "bajada de la leche" por acción de la oxitocina, lo que ocurre aproximadamente de 40 a 70 segundos después de iniciada la preparación (Reneau, 2001). Por lo tanto, estos son los rangos que son necesarios alcanzar al momento de colocar las unidades de ordeño.

8. Observar y ajustar las unidades de ordeño cuando sea necesario, evitando la entrada de aire. Una vez iniciada la ordeña se debe observar permanentemente el funcionamiento de las pezoneras, verificando que estén bien ajustadas para que no entre aire al sistema de ordeño.

9. Cortar el vacío al retirar las unidades de ordeño. Si no se cuenta con retiradores automáticos de unidades, las unidades de ordeño deben ser retiradas manualmente cuando la leche disponible ha sido retirada, sin secar la vaca y sin dejar exceso de leche, ya que si las unidades son retiradas antes de extraer toda la leche disponible (subordeño) se pierden litros lo que afecta la rentabilidad del negocio. Y, por otro lado, si los pezones son sometidos a vacío cuando no existe leche disponible (sobreordeño), se aumenta el riesgo de lesiones en punta de pezón, afectando la salud mamaria del rebaño.

10. Desinfectar después de la ordeña los pezones con un producto seguro y eficaz. Inmediatamente después de finalizada la ordeña y retiradas las pezoneras, se deben desinfectar todos los pezones con una solución desinfectante apropiada y de eficacia probada. De acuerdo a los resultados obtenidos en ensayos de eficacia de exposición natural, se esperaría que la desinfección post-ordeño de pezones reduzca la frecuencia de mastitis que ocurren durante el transcurso de una lactancia, debido a que dicho procedimiento puede disminuir en un 50% o más las neo-infecciones por patógenos mamarios contagiosos (Philpot, 1999). Además un producto bien formulado previene y cura las lesiones de la piel del pezón, por esta razón se recomienda aplicarlo cubriendo el pezón de forma homogénea y completa. Muchas décadas de uso en todos los establecimientos lecheros a nivel mundial, han comprobado una y otra vez que el tiempo dedicado a desinfectar un pezón es uno de los pilares básicos de control y manejo de mastitis (Lopez, 2014).

Bibliografía:

RENEAU, J. 2001. Preparación de la ubre para la producción de leche de calidad. In: III Jornada Internacional en Producción de Leche. Santiago, CL. 22 - 23 de Junio 2001. U. Chile, Fac. Cs. Veterinarias y Pecuarias. p. 139 - 150.

RUEGG, P. L. 2010. Los siete hábitos para una rutina de ordeño altamente exitosa. Parte I & II. In: Olivares, M. (Ed.). Jornadas Técnicas Cooprinsem 2010. Avances en Calidad de Leche y Salud Mamaria. Osorno, Chile. 4 de Mayo 2010. Cooprinsem. p. 27-36.

At DeLaval we use cookies to make your website experience better. You can change your web browser settings if you do not allow cookies or do not want cookies to be saved. Read more about how DeLaval handles cookies. I have read and accepted the information on how DeLaval handles cookies.